Envío gratuito a la Península para todos los pedidos superiores a 100€

Telf. 973 640 241
 
 
 
 

Sillones y butacas

Comodida y elegancia.

En los últimos años, el salón ha pasado a ser el centro del hogar, la estancia más significativa de nuestra casa, la que reivindica nuestra personalidad y le dice a los demás como somos. Y en su interior, la zona más importante es la presidida por el sillón y el sofá. El sillón es un lugar donde cada uno busca la mayor comodidad posible, perfecta para leer, pensar y pasar el tiempo sentado y a gusto. Está presente en la gran mayoría de hogares del mundo, en una infinidad de estilos y colores, están en las habitaciones de los hoteles, en salas de espera, en salas de reuniones y uno de los más usados en el mundo es el del dentista, que pese a su gran comodidad no nos trae tan buenos recuerdos este último. Los hay reclinables también de masajes, los hay de una inimaginable variedad y a los ingleses nunca les faltara uno donde puedan tomarse su famoso te de las cinco.

Los diferentes tipos de salón.

Decorar con lo tradicional no tiene por qué implicar que mantengas en casa una decoración clásica. Hay muchas maneras de aprovechar las genialidades del diseño industrial y adaptarlas al estilo que tenga nuestro salón o habitación en la que vayamos a ubicarlo. No hay duda de que no solo son extremadamente funcionales, sino que tienen un gran valor estético y completan cualquier habitación, además del valor que tienen por la trascendencia que se han ganado en la industria del diseño.

También está el sillón estilo vintage que quedaría mejor en una casa de estilo moderno, este tipo de sillón está experimentando un gran crecimiento de demanda desde haces años y es uno de los más importantes del mercado hoy en día. Contrariamente a la creencia popular, los sillones y sofás Club tienen su origen en Francia. Los primeros modelos aparecen con la llegada de las revolucionarias técnicas de tapicería. Hasta ese momento los sillones que se fabricaban presentaban formas más rectas y muy poco ergonómicas. La forma redondeada de estos sillones revolucionó el universo de los mismos y se convirtió automáticamente en una referencia para futuros proyectos.

Si lo que buscas es un estilo más minimalista hay que tener en cuenta la influencia de los colores en nosotros y en el espacio, así que es fácil intuir que un sillón de colores vivos como el rojo o amarillo, por ejemplo, le darán un toque muy actual al salón. Y no te preocupes por si el color destaca mucho, en sillones podemos permitirnos introducir una gran pincelada de color. Es una manera de introducir vitalidad al espacio sin que ésta agobie. Además está muy de moda en los salones modernos actuales aplicar una gama de colores chillones.

Los sofás y sillones mullidos son un gran invento inglés. Aquí la referencia obligada es el Chéster. Los sofás y sillones Chéster son del siglo XIX, nacieron con el objetivo de decorar los exclusivos clubes sociales londinenses donde se reunían los hombres más prestigiosos de la capital bretona para discutir mientras tomaban seguramente un té. Los Chéster tienen brazos curvos y anchos, respaldo bajo y tapizado capitoné. Hoy están a la última moda. También se pusieron de moda las mesas de despacho y los escritorios de la misma época, muy ligados al mundo masculino.

“Mientras más tiempo vivo, más hermosa se hace la vida. Si tontamente ignoras la belleza, te encontraras rápidamente sin ella. Tu vida será pobre. Pero si inviertes en belleza, se quedara contigo todos los días de tu vida.” Frank Lloyd Wright

El sillón y el sofá suelen ser los artículos de mayor protagonismo del salón por lo que es muy importante una buena elección, tanto el color como el estilo. Hay que tener en cuenta unos cuantos factores como el espacio que vamos a dedicarles, pues si no es muy grande podríamos elegir un sofá de dos plazas y un sillón que lo acompañe. En la actualidad, existe una tendencia a sustituir ese sillón complementario por un puff, pero si eres amante de un estilo clásico y colonial nada mejor que un buen sillón o incluso un diván.

Alrededor del sillón.

Las lámparas de sobremesa o las lámparas de pie son un acompañante indispensable si queremos un rincón de lectura. Igualmente las mesas auxiliares darán apoyo y funcionalidad el entorno del sillón. Y como remate final una alfombra marcará la zona del sillón crean así un lugar independiente.

49 Artículo(s)