Escritorios industriales

El juego de materiales, la combinación racional de elementos y la búsqueda de aprovechamiento del espacio y la luz hacen del estilo industrial una elección excelente para el hogar y, muy particularmente, para la decoración del despacho u oficina de trabajo.
Este estilo está considerado ya como un clásico de carácter histórico a pesar de su cercanía cronológica. Su calidez, su comodidad y, al mismo tiempo, la funcionalidad que ofrece, son características esenciales que configuran de forma ideal un entorno de trabajo en el cual lograr un aumento de la productividad gracias al confort y la armonía.

Una oficina ideal al más puro estilo industrial

Como es bien sabido, en un lugar de trabajo, así como en la zona acotada para el estudio dentro del hogar, es fundamental atender a cuestiones de comodidad, funcionalidad y sencillez visual. De este modo se consigue un lugar equilibrado que aprovecha al máximo el espacio disponible y no ofrece elementos de distracción o sobrecarga a la persona que trabaja en él.

De igual modo, el máximo potencial de la luz disponible y la organización racional de todos los elementos permiten obtener una zona muy adecuada para trabajar cada día manteniendo el orden y protegiendo la salud del trabajador.

En este sentido, apostar por el estilo industrial es una elección siempre acertada ya que cumple con todas las características mencionadas y aporta un toque inconfundible de estilo y sofisticación que rememora etapas pasadas de la historia sin renunciar al carácter contemporáneo y a una estética de plena actualidad.

Como centro imprescindible de cualquier despacho u oficina de trabajo, el escritorio debe ser escogido con mimo y cuidado atendiendo a los elementos propios del estilo industrial que se desea conseguir.
Con una gran variedad de materiales presentados de forma protagonista o en interesantes combinaciones, las mesas de corte industrial suelen contar con diseños de formas sencillas en las que un gran tablero ofrece amplitud y se acompaña de zonas acotadas para cajones en la zona baja. Así, con especial presencia del metal y la madera, estas grandes mesas de trabajo permiten disfrutar de un espacio de almacenamiento suficiente que organice los utensilios de uso cotidiano y los dispone muy a mano para favorecer el orden y la armonía en el entorno laboral, así como para conseguir mayor comodidad para el usuario.

Consejos para conseguir el estilo industrial en casa

Para sumarse a la revolución del estilo industrial y conseguir una estética pura y completa es imprescindible atender a la totalidad del espacio de la habitación siguiendo algunos criterios clave como el uso de elementos de hierro, cemento, vidrio y madera potenciando la belleza de estos materiales y dejándolos a la vista.

La pureza material es uno de los factores mas importantes para obtener este estilo único y esto se debe tener en cuenta también en cada uno de los muebles que se usen. Según esta afirmación, el escritorio de estilo industrial se beneficiará especialmente de acabados con la madera al natural o el metal visto sin cubrir con pinturas. Para la protección del mueble se puede acudir a acabados como las ceras o barnices incoloros que cubren la superficie para mejorar su durabilidad sin esconder el material.

Es interesante mencionar la posibilidad de introducir la pintura también como acabado en la mesa de trabajo, así como en otros muebles de estilo industrial, siendo especialmente interesantes los colores neutros como el gris y el blanco, o algunos tonos vivos como el rojo y el verde. En cualquier caso, para dar un aspecto vintage y un carácter estético más cercano a las primeras décadas del siglo XX, la pintura desgastada es un recurso muy interesante. Tanto en madera como en metal, este tipo de acabado ornamental deja ver de forma natural las distintas capas presentes en la superficie descubriendo en algunos puntos el material de fabricación del mueble. Un escritorio industrial con este acabado hablará de décadas de vida y trabajo sobre él aportando al mismo tiempo calidez y sentido de hogar al conjunto.