Las mejores lámparas de diseño nórdico

El clima es un condicionante fundamental para el modo de vida de cada país, así como para la actitud y el carácter de sus gentes. En decoración esto se tiene muy en cuenta puesto que el frío o el calor, la abundancia y escasez de luz o la mayor y menor cantidad de lluvia pueden ser determinantes a la hora de escoger un tipo u otro de elemento para conformar la decoración de un hogar tan acogedor como funcional. Según esto, los países nórdicos con su tenue luz natural, se posicionan como expertos en la creación de ambientes con lámparas.

 

Lámparas nórdicas, el nuevo estilo de moda

De este modo, las lámparas nórdicas presentan un estilo en sí mismas debido a la necesidad de iluminación artificial en los países con menos influencia solar. Se podría pensar que este tipo de elementos no tiene cabida en una zona mediterránea donde las características meteorológicas son radicalmente distintas a las mencionadas, sin embargo, la globalización permite disfrutar de la estética refinada de un estilo tan diferente al propio configurando la decoración escandinava más pura o introduciendo elementos como las lámparas nórdicas en ambientes de otro carácter dando vida a interesantes fusiones.

Los diseños de líneas limpias y estilo minimalista son clave para crear el estilo nórdico. Esto se aprecia en las lámparas esta estética con especial claridad gracias a la iluminación blanca y la pureza de las formas.Así se permite crear una armonía cargada de estilo en cualquier estancia potenciando la claridad del conjunto.

 

Las lámparas nórdicas también son elementos de alegría y diferenciación de espacios gracias a los toques de color y la introducción de texturas como tejidos de diversos tipos, metales o maderas naturales. Así, ya sea con lámparas de pie, de techo o de sobremesa, las luminarias de estilo nórdicos ofrecen una inmensa variedad que viste los hogares con diversidad, elegancia y luz.

 

Lámparas nórdicas de techo, lámparas nórdicas de pie

Las lámparas nórdicas de techo se presentan como elementos ideales para iluminar comedores de líneas sencillas y estilo contemporáneo o para la iluminación general de habitaciones en esta estética actual de escasa complejidad ornamental. El minimalismo y la limpieza visual de estas lámparas ayudan a completar y complementar ambientes de fuerte carácter actual introduciendo el toque de calidez de la madera. No obstante, la sencillez de las formas también contribuye a la capacidad de adaptación y a la versatilidad de los elementos decorativos permitiendo la introducción exitosa de las lámparas nórdicas en ambientes de corte algo más clásico.

Por su parte, las lámparas nórdicas de pie son elementos idóneos para la creación de luces de ambiente. Ofrecen la posibilidad de introducir luz en puntos clave para aportar vida a una estancia, completar la iluminación general, crear zonas de lectura o de juegos, así como destacar sitios de especial relevancia o delimitar espacios de forma sutil dentro del conjunto de la decoración general en la habitación.

En todos los casos, incluyendo luces de sobremesa y aquellas específicamente diseñadas para mesas de trabajo, la sofisticación y la elegancia se convierten en características principales de los diseños en las lámparas nórdicas. Su carácter y su personalidad hacen que estos elementos de la decoración escandinava se distingan con claridad y disfruten de una popularidad que se encuentra hoy en alza.

 

Para todos los que busquen la potenciación de la amplitud espacial, huyan de las extravagancias y apuesten principalmente por la sencillez y funcionalidad de cada pieza que conforme la decoración de su hogar, las lámparas nórdicas son elementos idóneos que aportan luz y crean ambientes con elegancia y con un estilo sutil.