Renovar los muebles

Cuando llega el momento de decorar el hogar o se decide cambiar el aspecto de la casa renovando el diseño de sus espacios, los muebles constituyen un elemento esencial que puede ser determinante tanto para el resultado estético como para mejorar la funcionalidad de cada estancia.

Sin embargo, la renovación total del mobiliario del hogar puede asustar a muchos por el desembolso económico asociado a esta práctica. No obstante, con un poco de imaginación y algunos consejos es muy fácil devolver el aspecto innovador a los muebles que ya estamos cansados de ver, conseguir un nuevo estilo para una habitación o añadir toques de ingenio y creatividad con muebles transformados haciendo una inversión mínima.

Renueva los muebles

Renovar los muebles ¡sin invertir una fortuna!

Los muebles antiguos de madera suelen ser los que mejor se adaptan a las técnicas de renovación ya que existen numerosos y eficientes tratamientos para este material que dan como resultado un aspecto lustroso y espléndido. De este modo, esos muebles que han quedado anticuados y cuya estética está fuera del gusto de moda, pueden dar un giro radical para convertirse en piezas de plena actualidad.

renueva los muebles

Es cierto que no todas las personas son capaces de llevar a cabo trabajos de bricolaje o carpintería, sin embargo, no es necesario un procedimiento complicado para recuperar la belleza de un mueble antiguo. Un simple lijado o un decapado que elimine los acabados originales y la aplicación posterior de un barniz o cera serán suficientes para conseguir que la madera vuelva a tener un aspecto impecable.

En otros casos nos encontramos con muebles de acabado en madera que por su estética, su diseño o el color de su superficie pueden ofrecer un aspecto pasado de moda. Este tipo de muebles son capaces de apagar el diseño interior de una habitación con su sola presencia aportando un toque de tristeza que conviene revisar. Estos muebles suelen ser las víctimas perfectas para un baño de pintura con un tono limpio, fresco y alegre que cambie de forma radical la apariencia del mismo.

renueva los muebles

El color es la principal fórmula de cambio para los muebles antiguos porque consigue añadir un contraste con su aspecto original y permite añadir vida al entorno en el que se integre la pieza. El tono escogido irá en función de la decoración que luzca la habitación, sin embargo, para un acierto seguro, se recomienda optar por el blanco ya que se trata de un color neutro capaz de combinar con cualquier otro al mismo tiempo que aporta luz, equilibrio y un aspecto de limpieza muy agradable en un interior.

renueva tus muebles

En caso de que se busque un toque vivo y alegre mediante el uso de tonos más llamativos, los colores intensos son los más acertados. Sin embargo, conviene tener en cuenta algunos detalles para no saturar el interior con demasiado color rompiendo el equilibrio visual del conjunto. Para evitar estos excesos es interesante apostar por baños completos de color solo en los casos de piezas de pequeño tamaño. Si se trata de muebles grandes es más recomendable apostar por un tono neutro, como el blanco, e introducir el color únicamente en algunos elementos como pomos, perfiles, detalles ornamentales o incluirlo únicamente en algunos cajones y puertas. Este diseño permite obtener un resultado muy divertido y fresco que añade notas de color de forma equilibrada.

Ideas para estrenar cocina por muy poco

En la cocina podemos hacer algo muy similar apostando por el cambio de color o la introducción de algunos elementos que, por poco dinero, nos permitan renovar los muebles viejos, cambiar el aspecto general de la estancia e incluso conseguir una estética más limpia y un resultado más funcional.

renueva tus muebles

Estas características son esenciales para una cocina por eso se recomienda cambiar las baldosas desgastadas y porosas por una superficie más fácil de limpiar y mucho más aséptica con una estética de aspecto contemporáneo. Los suelos de vinilo, fáciles de instalar sin necesidad de hacer obras, serán grandes aliados. La pintura en las paredes para cubrir azulejos antiguos también permiten dar un aspecto totalmente nuevo a la cocina y, si es necesario, pintar los armarios y cajones hará realidad el sueño de tener una cocina prácticamente nueva sin apenas inversión económica.