Envío gratuito a la Península para todos los pedidos superiores a 100€

Telf. 973 640 241
Teléfono
 
 
 
 
Default Category

Mueble Industrial Vintage

271 Artículo(s)
Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
271 Artículo(s)

 Muebles Industriales, crea en tu casa el ambiente de un loft

 Con predominio del metal, la madera y el cuero, los muebles industriales son una de las tendencias deco más en boga. Te contamos cómo incluirlos en la decoración de tu casa:

 Quizás si te hablamos de mobiliario industrial, no tengas muy claro a qué nos referiremos. Pero, seguro que has visto piezas como la mítica silla Tolix, las lámparas de acero en color plomo o los sofás de cuero camel con aspecto envejecido. Todo esto y mucho más es el estilo industrial

 Se han convertido en los últimos años en una de las tendencias de decoración más demandadas. No nos extraña, ya que se trata de piezas muy versátiles, chic y combinables, que recuerdan al estilo de los loft neoyorquinos y te transportan directamente a un ambiente vintage, sobrio y enérgico con toques de antigua fábrica manufacturera.

 Te contamos como nació esta tendencia y cómo puedes aplicarla a tu casa, ya sea mediante una decoración 100% industrial o con pequeños toques combinados con otras tendencias decorativas.

 

¿Cómo nacieron los muebles de estilo industrial?

 

La mayoría de muebles industriales tienen diseños que se remontan a varias décadas y que han sido incluidos en las colecciones de grandes museos, como el MOMA de Nueva York.

 Es el caso, por ejemplo, de las sillas metálicas de estilo vintage (las que tienen unos agujeros en el asiento y un respaldo redondeado). En realidad, este modelo, uno de los iconos de la estética industrial, fue creado en los años 30 y se concibió como una silla de exterior (por eso se agujereó el asiento para evacuar el agua).  Rápidamente se convirtió en un éxito entre los hosteleros franceses y su fama traspasó los cafés parisinos para pasar a formar parte habitual de la decoración de fábrica y oficinas gracias a su resistencia, ligereza y versatilidad.

 Otras obras de diseño han pasado por procesos similares. Nacieron como elementos versátiles y funcionales, para uso industrial, comercial o laboral y con el paso de los años, gracias a su diseño y a su funcionalidad han dado el salto a los hogares convirtiéndose en piezas muy valoradas, capaces por si solas de aportar un toque elegante y enérgico a cualquier decoración.

 

¿Cuáles son las principales características de los muebles industriales?

 

Son fácilmente identificables, tanto por sus formas como por sus materiales. Si quieres reconocerlos, éstas son algunas de las pistas que te pueden ayudar:

-. Combinación de madera y metal: la combinación de madera y metal es una de las características más destacadas de estos muebles. La puedes encontrar en mesas, sillas, armarios y en todo tipo de piezas.

 

-. Maderas de efecto envejecido y cueros gastados: el estilo industrial tiene a menudo toques vintage. De ahí que muchas de sus piezas cuentan con maderas de aspecto envejecido y los sofás y butacas sean confeccionados en cueros de apariencia desgastada. También son habituales los efectos oxidados y los decapados.

 

-. Armarios tipo taquilla: como su nombre indica, los muebles industriales son aquellos que recuerdan a la decoración de una fábrica o industria. Por eso, es habitual encontrar dentro de esta tendencia armarios metálicos del estilo de una vieja taquilla (como los que tenían los trabajadores para guardar sus cosas durante la jornada laboral).

 

-. Lámparas estilo fábrica: las lámpara de estilo industrial son piezas a menudo toscas, elaboradas en metal y de color plomo o con efecto envejecido. Es una pieza que suele dar bastante personalidad a este tipo de decoración.

 

¿Cómo puedo combinar los muebles industriales?

 Son fácilmente combinables con otros estilos decorativos, ya que se trata de piezas sobrias, elegantes y capaces de aportar personalidad por sí solas a cualquier estancia.

 Si quieres crear en tu casa un ambiente 100% industrial, combina los muebles en hierro y madera con sofás de cuero camel, mejor si son algo gastados. En lo referente a la pintura, recurre a las paredes en tonos neutros u oscuros y acompaña a los muebles con textiles en consonancia. Mejor si son en colores lisos y sin muchos estampados, salvo los que tengan decoraciones de estilo vintage (telas estilo saco, estampados tipo sello industrial, banderas…). De esta manera, tu casa tendrá el más genuino estilo de los lofts neoyorquinos.

 Si, en cambio, sólo quieres combinar alguna pieza o mueble industrial con un estilo decorativo diferente, tienes más opciones a tu alcance. En general, el estilo industrial combina muy bien con otras tendencias actuales, como el estilo nórdico o el escandinavo. Con la fusión de ambos puedes conseguir un ambiente ecléctico y muy elegante.

 Además, algunas piezas, como las sillas metálicas, son perfectas para dar personalidad a cualquier comedor, sea cuál sea el estilo decorativo que se haya utilizado. Solo con estas sillas conseguirás un toque de fuerza y elegancia que cambiará completamente la estancia.

Muebles vintage, un viaje a otras épocas

 

Ligeramente envejecidos y con su propia historia, los muebles vintage han venido para quedarse. Descubre cómo identificarlos y combinarlos en la decoración de tu hogar:

 Los muebles vintage han irrumpido con fuerza en el mundo de la decoración y lo han hecho desde hace relativamente poco tiempo. Al menos, como estilo o tendencia, ya que la práctica de rescatar muebles de otras épocas no es nueva.

 Sin embargo, en los últimos años el interés por piezas antiguas, que todavía no pueden considerarse antigüedades (o creaciones nuevas que imitan a muebles de otras épocas), se ha generalizado y ha contribuido a la creación de un estilo que se conoce como vintage.

 Muebles de los años 50, 60 o 80 (o sus imitaciones actuales) son ahora piezas codiciadas, tanto para mezclar con otros estilos como para incluir en una decoración 100% vintage.

 

¿Cómo nacieron los muebles de estilo vintage?

 

Este estilo se caracteriza por la presencia de piezas de cierta antigüedad, que, sin embargo, no pueden considerarse todavía desfasadas o pasadas de moda. Es decir, muebles que tienen como mínimo 20 años, pero menos de 100 (edad en la que ya se clasificarían como piezas de anticuario). 

 En este sentido, es importante distinguir los muebles vintage auténticos de las réplicas. En el segundo caso, hablamos de piezas nuevas que se han creado imitando estilos de otras épocas o reproduciendo algunas piezas originales. Pueden tener decapados, abolladuras, partes oxidadas o rayones para imitar o reproducir las marcas del paso del tiempo.

 En lo referente al estilo, en general hablamos muebles que eran tendencia desde principios del siglo XX hasta los años 80 o 90. Muchas de las piezas de este estilo son muebles originales o reproducciones de piezas de los año 40 y 50, considerados muy prolíficos en lo referente al diseño y al interiorismo.

 

¿Cuáles son las principales características de los muebles vintage?

 

Los muebles vintage se han convertido en unos de los más demandados en la actualidad. Te contamos cuáles son sus principales características y cómo distinguirlos:

 

-. Estilo retro: cuando hablamos de mobiliario vintage no nos referimos a piezas de estilo moderno, sino a muebles de estilo retro (años 40, 50, 70…).

 

-. Maderas macizas: muchos de los muebles de este estilo están confeccionados en maderas macizas y en muchas ocasiones tratadas, principalmente con barniz, aunque también puede ser con cera o pintura (dependerá de la época a la que pertenezca cada mueble).

 

-. Uso de hierro y metal: es habitual en los muebles vintage que éstos tengan complementos en hierro o metal (ruedas, patas de mesas o sillas…).

 

-. Estilo industrial: dentro de los muebles vintage, una de las líneas más demandadas es la de los muebles industriales. Muebles gremiales, de oficios o de fábricas antiguas. En esta categoría podemos incluir desde piezas usadas para procesos industriales hasta lámparas, mesas o estanterías de oficina. También son habituales las piezas de hostelería antiguas (mesas de bar exteriores, sillas de hierro como las de los antiguos cafés…).

 

-. Aspecto envejecido o usado: otra de las características de los muebles vintage (tanto antiguos como réplicas) es el aspecto envejecido. En el caso de las réplicas las piezas se abollan, oxidan o rayan intencionadamente para reproducir el aspecto del paso del tiempo y el uso sobre el mueble.

 

¿Cómo puedo combinar los muebles vintage?

 

Este mobiliario es fácil de combinar con otros estilos. Por ejemplo, encajan a la perfección con decoraciones nórdicas o escandinavas y también con ambientes industriales y rústicos.

 Si quieres una decoración 100% vintage en tu casa, busca piezas llamativas, que resulten al mismo tiempo funcionales y prácticas. Para las paredes, puedes recurrir a tonos neutros y, especialmente, de la gama de los grises y los marrones. Para los textiles también puedes moverte en esta gama de tonos. Mejor colores sólidos que estampados, a menos que quieras un look años 70 para tu vivienda.

 Si quieres combinar piezas vintage con un estilo decorativo diferente, tienes muchas posibilidades. El nórdico y el escandinavo, por ejemplo, son perfectos para incluir algún mueble vintage, ya que aportará personalidad a una decoración que tiende a ser muy neutra y elegante.

 Si tu casa es de estilo industrial, introducir algunas piezas vintage puede ser muy buena idea. Combínalas sin miedo, ya que son dos estilos muy similares que encajan muy bien.

 Otra opción es añadir una pieza de este estilo en un ambiente rústico. Aporta un contrapunto moderno a una decoración tradicional. Lo cierto es que una pieza vintage aportará personalidad y un toque diferente a cualquier ambiente.

Newsletter Ambients
Este sitio utiliza cookies. Si continúas, entendemos que aceptas el uso de cookies. Más información.
x