Envío gratuito a la Península para todos los pedidos superiores a 100€

Telf. 973 640 241
Teléfono
 
 
 
 
Lámparas de pared

Lámparas de pared

Lámparas de pared

Los apliques de pared

La luz es desde hace mucho tiempo vital para la vida en el hogar, de hecho es impensable vivir sin luz en casa hoy en día. Nos da sensación de seguridad y por supuesto nos ayuda a ver, por eso existen una importante variedad de lámparas, como las lámparas de pie, lámparas de techo, lámparas de sobremesa, lámparas de pared, etc… Los apliques, o lámparas de pared, proporcionan una luz auxiliar que puede ser directa, indirecta, ambos casos. Puedes encontrar diferentes tamaños, estilos, tipo de iluminación, materiales entre muchas otras opciones.

Coloca donde quieras tu aplique

Los apliques de pared se pueden instalar en dormitorios a los laterales de la cama, en zonas de trabajo próximos a paredes, salones, zonas de lectura, pasillos, recibidores y por supuesto baños o aseos. Son piezas ideales que proporcionan luz auxiliar que complementan las iluminaciones generales. Incluso cada vez vemos más piezas que son realmente protagonistas de la decoración, y se pueden usar como elemento decorativo y como luz principal. Está claro que los apliques han dejado de ser piezas accesorias para tomar un protagonismo muy merecido.

Tipos de iluminación

Los apliques de iluminación indirecta cumplen una función muy decorativa ya que en realidad marcan el espacio reflejando el haz de luz en la superficie en la que están emplazados. Obviamente se trata de piezas que permiten señalizar y dar una luz ambiente, pero tanto por su diseño como por la forma de iluminar son elementos decorativos de gran belleza que complementan la decoración del hogar.

Una de las aplicaciones más apreciadas es la retro-iluminación que reflejan o bañan las paredes de luz. Con diseños discretos que intentan pasar desapercibidos para resaltar el efecto de los diferentes reflejos que hacen en la pared. Con focos puntuales o lineales, en diferentes materiales como madera, aluminio, etc. Con posibilidad de graduaciones de intensidad e incluso con diferentes tonos de luz.

Existen dos principales tipos de apliques de pared, que se pueden diferenciar en su manera de proyectar la luz. Los más populares son los que proporcionan luz indirecta, ya que crean un ambiente cálido iluminando el conjunto de la estancia, dándole un toque más acogedor y agradable a la vista. Los segundos son los apliques de pared de luz directa. Son como los anteriores pero proyectan la luz hacia delante. En este caso ofrecen más eficacia lumínica que los anteriores, pero hemos de tener en cuenta que cada vez que pasemos por delante y dependiendo de la altura del aplique, provocaremos sombras.

Como colocar bien el aplique

Es muy importante saber exactamente dónde los vamos a colocar, ya que habrá que realizar agujeros en la pared porque en el caso de equivocarnos deberemos sanear la zona de la pared en la que hemos practicado los agujeros. Es por esta razón que tendremos que pensar bien donde lo pondremos, haciendo alguna vista previa. En caso de tener la toma de corriente ya preparada, la instalación será relativamente fácil, si no la hay lo mejor será llamar a un profesional para que la prepare.

Si lo queremos colocar nosotros y tenemos toma de corriente, lo primero es colocar el aplique de forma que tape la toma de corriente, nivelarlo con un nivel y marcar los puntos de perforación. Después tendremos que asegurarnos que no pase ningún cable o tubo donde perforaremos, si tenemos vía libre procederemos a taladrar con la broca conveniente. El siguiente paso es colocar los tacos, después con la ayuda de una regleta de conexión conectamos el aplique a la corriente. Tendremos que desconectar el diferencial eléctrico de toda la casa por seguridad. Lo mejor es hacer esto con ayuda de alguien, mientras nos sujetan el aplique lo conectamos, una vez conectado ya podemos abrir la corriente otra vez y comprobar que se enciende. Una vez la conexión este lista, hacemos coincidir los agujeros de la pared con los del aplique y lo atornillamos con los tornillos que corresponden a los tacos que hemos elegido. Colocamos los cables por detrás del aplique y de este modo no dejar ningún rastro del cableado.

En Ambients te ofrecemos una amplia gama de apliques para que encuentres lo que buscas, y ponemos a tu disposición otros tipos de iluminación para que no te quedes en la sombra.

68 Artículo(s)
Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
68 Artículo(s)
Newsletter Ambients
Este sitio utiliza cookies. Si continúas, entendemos que aceptas el uso de cookies. Más información.
x