Envío gratuito a la Península para todos los pedidos superiores a 100€

Telf. 973 640 241
Teléfono
 
 
 
 
Default Category

Mueble Nórdico Escandinavo

529 Artículo(s)
Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. 6
529 Artículo(s)

Muebles nórdicos, la elegancia que viene del frío

 Habitual en revistas y blogs de decoración, el estilo nórdico se ha convertido en uno de los más deseados. Te lo contamos todo sobre los muebles nórdicos y cómo combinarlos:

 Con predominio de la madera, los tonos claros y las líneas rectas y depuradas, los muebles de carácter nórdico se han convertido en los últimos años en unos de los más demandados por todos los públicos, pero especialmente por los más jóvenes.

 Esta tendencia, heredera del estilo de vida nórdico, se basa en la funcionalidad de los muebles, pero también en la estética, buscando una armonía entre lo útil y lo bello. Además, permite crear ambientes elegantes y sofisticados sólo con unas pocas piezas y algunos detalles decorativos.

 

Muebles para los interiores de tu casa.

El mobiliario se adapta perfectamente a cualquier rincón o estancia de nuestra casa. Muebles modulares como los módulos de cocina y su gran variedad de medidas hacen que podamos encajar cualquier composición al espacio del que disponemos. Descubre el diseñador que llevas en el interior y dale un toque personal a tu casa. Mesas auxiliares, armarios, sillas etc... llenarán de sentido los espacios, el estilo lo escoges tú mismo. Hoy en día la mezcla de diferentes estilos nos aporta un resultado con propia identidad.

“Si un diseño no se siente bien en el corazón, lo que dice el cerebro no importa.” April Greiman

La combinación, un acierto ideal para tu hogar.

Combinar diferentes muebles nos aporta soluciones muy prácticas, un simple perchero junto con un banco no ofrece una doble funcionalidad a la vez que conseguimos un conjunto para un espacio determinado. Además podemos combinar distintos estilos siguiendo un patrón o bien rompiendo con lo establecido. No existen las normas nosotros somos quienes las aplicamos según nuestro propio criterio. Colores, materiales, diferentes estilos de muebles son el conjunto perfecto para nuestra casa.

Otros muebles, como el puff son una gran opción dado su escaso peso y su gran adaptabilidad a los espacios. En el salón y en cualquier rincón complementos muy bien con cualquier sofá o mesa centro. Otra opción muy acertada es el mobiliario mural, desde estantes, armarios o cubre-radiadores tenemos una gran variedad de alternativas para poder satisfacer nuestras necesidades. Cualquier despacho necesita de unos estantes murales, o incluso en la cocina. Opciones tan originales como una caja de fruta emplazada en la pared son una alternativa muy práctica y funcional.

Cada vez más optamos por el reciclado de materiales para la construcción de mobiliario, lo cierto es que reutilizar materiales nos abre muchas posibilidades en cuanto a diseño y acabados. Parquets, muebles antiguos o incluso palets de trasporte son varios de los recursos para el reciclado de mobiliario. Con un simple palet podemos fabricar una mesa centro o un elemento divisorio.

Los muebles modulares la solución perfecta.

Otra gran elección son los muebles modulares tales como estanterías o sistemas de librerías para pared. Mediante sistemas de fácil montaje y composición podemos completar una librería en la pared del salón o bien completar una oficina. Compuestos por montantes, bases o bien estantes, este tipo de sistema se adapta muy bien a diferentes espacios. Del mismo modo existen módulos para componer armarios, buffets, escritorios entre muchos otros.

Las mesas plegables son un buen recurso para espacios pequeños. Nos permiten guardarlas ordenadamente sin ocupar demasiado espació. También podemos destinarles otras utilidades como por ejemplo consolas una vez ya están plegadas. La iluminación en los muebles esta cada día más presente, estantes retro iluminados o contenedores o armarios con luz interior no permiten obtener una visión más clara de los interiores.

Los muebles auxiliares.

Cuando se requiere de un uso esporádico nada mejor que los muebles auxiliares, son muy variados y versátiles. Disponemos de una solución para casa necesidad, como las mesas plegables o los pequeños archivadores. Nuestra actividad cotidiana requiere de una serie de necesidades y este tipo de mobiliario hace que nuestras tareas sean más cómodas. En cada estancia de nuestra casa encontramos el mueble idóneo y además con una gran variedad de propuestas y estilos que harán de nuestro hogar un lugar perfecto.

 

¿Cómo nacieron los muebles de estilo nórdico?

 

Pese a que en nuestro país se ha popularizado en los últimos años, el estilo nórdico no es una tendencia de reciente creación. Tenemos que remontarnos a los años 20 y 30 del siglo XX para viajar hacia el nacimiento de este estilo. Era el periodo de entreguerras y los países nórdicos (que no tomaron parte activa en los conflictos bélicos) empezaron a desarrollar un movimiento de diseño que tenía como objetivo dotar de valores estéticos a los objetos funcionales del día a día (entre ellos los muebles).

 Hasta aquel momento el diseño nórdico o escandinavo se había basado en la funcionalidad y durabilidad de los objetos, dos características que se siguen manteniendo pero añadiendo mejoras estéticas.

 Los estilos imperantes en aquel momento (constructivismo, Bauhaus…) contribuyeron a crear la imagen que todos conocemos hoy en día como diseño nórdico: piezas de líneas depuradas, uso de la madera, ausencia de adornos, funcionalidad, tonos claros…

 También las aportaciones de arquitectos y diseñadores Aalvar Aalto y Paul Hemmingsen, que sentaron las bases de este nuevo movimiento de diseño.

 

¿Cuáles son las principales características de los muebles nórdicos?

 Estos muebles son fáciles de identificar gracias a una serie de características que los hacen únicos. Éstas son algunas de las más destacadas:

 -. Líneas rectas: el mobiliario de estilo nórdico se caracteriza por un claro dominio de las líneas rectas. Las piezas son sobrias, sin curvas.

 -. Ausencia de adornos: otra de las características de los muebles de estilo nórdico es la ausencia de adornos. En muchas ocasiones se prescinde incluso de pomos y tiradores. Cuando hablamos de diseño nórdico, menos es más.

-. Maderas naturales: en lo referente a los materiales, los muebles de estilo nórdico suelen tener la madera como principal protagonista, especialmente el abedul. En la mayoría de las ocasiones sólo se aplica un barniz y se deja el color natural. También es habitual la pintura blanca o la combinación de madera y blanco.

 -.Funcionalidad: estos muebles están pensados para durar y son, por encima de todo, funcionales. Se busca la comodidad y el confort, ya que en los países nórdicos, debido a su clima, se pasan muchas horas en casa.

 -. Colores claros y neutros: los muebles de estilo nórdico juegan con los colores claros y los tonos neutros. No los encontrarás en colores estridentes o en combinaciones de colores de diferentes gamas.

 ¿Cómo puedo combinar los muebles nórdicos?

 

Estos muebles son muy fáciles de combinar, ya que sus líneas rectas y su estética elegante los hace perfectos para mezclar con otros estilos.

 Si tu intención es crear un ambiente 100% nórdico, puedes combinar las piezas de este estilo con paredes en blanco, gris o tonos claros. Añade toques de color en los sofás (pueden ser de color negro o gris oscuro, creando un bonito contraste, por ejemplo) o en los cojines y adornos. Este estilo combina muy bien con colores como el rosa empolvado, el verde mint o el azul. Juega con mantas, alfombras mullidas o de pelo y textiles que den sensación de confort. La iluminación también es importante para crear esa sensación de hogar confortable, crea puntos de luz indirecta y coloca lámparas estratégicamente por toda la estancia.

 Además, el estilo nórdico es perfecto para combinar con otros estilos como el shabby chic, el romántico, el minimalista o el moderno. En este sentido, cualquier pieza de estilo nórdico dará personalidad y un toque diferente a una estancia. No tengas miedo a mezclar estilos, ya que el nórdico se adapta bien a otros ambientes.

 

Muebles Escandinavos, el estilo de moda en tu casa

 De líneas rectas y estilo minimalista, los muebles escandinavos se han convertido en uno de los más demandados en la actualidad. Te contamos por qué.

 En el momento de escoger la decoración para nuestra casa, disponemos de un amplio abanico de estilos: contemporáneo, romántico, shabby chic, industrial, vintage… Sin embargo, en los últimos años hay uno que parece imponerse con claridad por encima del resto. Se trata del estilo escandinavo, una tendencia al alza en el mundo deco.

 Este estilo de muebles se caracteriza por sus líneas rectas, su minimalismo y su combinación de tonos que, generalmente, suele limitarse al blanco y al color madera (mejor en color claro, como el pino).  Son muebles generalmente bajos, de líneas depuradas y con pocos (o ningún) adorno. De hecho, para potenciar el estilo depurado se prescinde en muchas ocasiones de pomos y tiradores.

 ¿Cómo nacieron los muebles de estilo escandinavo?

 Su origen se remonta a los años 20 y 30 del siglo XX. Durante el periodo de entreguerras, los países nórdicos (que no participaron en los conflictos bélicos) desarrollaron un movimiento de diseño tomando como punto de partida la obra del arquitecto finés Aalvar Aalto y, más adelante, también la del arquitecto danés Poul Henningsen.

 Este movimiento de diseño fue tomando protagonismo durante los años 50 y se extendió a todas las áreas de la sociedad. También a la decoración del hogar, ya que los en países nórdicos, debido a su climatología y a sus pocas horas de sol, es habitual pasar muchas horas en los hogares. Por eso, por medio del diseño, se quiso democratizar el acceso a unos muebles de estilo racional, pensados para proporcionar la máxima comodidad y confort a sus usuarios.

 Tuvo mucho que ver en ello la Real Academia de las Artes de Dinamarca, que sentó las bases de este estilo, apostando por piezas centradas en la base del cuerpo humano (ergonómicas) y proporcionales al tamaño de la habitación en la que debían incluirse. También se dio mucha importancia a la funcionalidad y al hecho de que los muebles debían ser, ante todo, prácticos.

 Esto explica muchas de las características de este estilo de decoración de interiores que se han mantenido hasta el día de hoy: la funcionalidad, la importancia del diseño, la elección de unos materiales nobles y de calidad… ya que están pensados para los que pasan mucho tiempo en casa.

 ¿Cuáles son las principales características de los muebles escandinavos?

 Seguro que los reconocerás a primera vista, ya que su estilo es muy característico y se ha puesto muy de moda en los últimos años. Sin embargo, para que te hagas una idea general, éstas son algunas de las principales características de estas piezas:

 - Líneas rectas y minimalistas (su misión es no recargar el ambiente de una estancia), que no pasan de moda con el transcurso de los años. En este caso se aplica aquello de “menos es más”.

 - Uso de la madera como elemento principal (especialmente en tonos claros, como el pino, y maderas nobles, como el nogal).

 - Blancos y tonos neutros como complemento a la madera.

 - Funcionalidad al máximo: los muebles deben ser prácticos y útiles. Por eso, muchos de ellos pueden tener doble uso. Es habitual, por ejemplo, que los sofás se transformen en cama o que las mesas se puedan plegar.

 - Ergonómicos y pensados en base al cuerpo humano.

 - Fáciles de combinar con la mayoría de estilos decorativos.

 - Atemporales: se busca un diseño que resista sin inmutarse el paso del tiempo.

 ¿Cómo puedo combinar los muebles escandinavos?

 Pese a su aparente simplicidad, estos funcionan muy bien en la decoración de una estancia, ya que suelen combinar con todo.

 Si optamos por una decoración de estilo nórdico, tendremos un binomio perfecto, ya que el minimalismo de los muebles permite crear ambientes relajados y depurados. Es importante utilizar tonos neutros para las paredes y los complementos (cortinas, cojines...). Podemos aportar pinceladas de colores grises, negros, rosas, verdes mint… siguiendo las pautas decorativas de los países escandinavos y tendremos una decoración 100% nórdica totalmente de moda.

 Además, el mobiliario escandinavo puede también mezclarse con otros estilos decorativos. Sus formas sencillas y rectas los hacen ideales para combinar con una decoración de aire industrial. Dándole un aire de loft a cualquier vivienda con el uso de hierro, madera, metal, hormigón…

 Si nos decantamos por un aire más romántico o shabby chic, también podemos incluir nuestros muebles sin problemas. Sus tonos blancos y sus líneas depuradas los hacen perfectos para combinar con piezas más recargadas y con los estampados característicos de este estilo.

 ¿Cómo los escojo?

 Son muebles en tendencia, así que es muy fácil encontrar piezas de este estilo. Antes de decidirnos a comprar es importante escoger muebles de calidad y no olvidar que la resistencia y la durabilidad son dos de las características principales de estos muebles.

Newsletter Ambients
Este sitio utiliza cookies. Si continúas, entendemos que aceptas el uso de cookies. Más información.
x