Envío gratis a partir de 100€ en Península
Telf. 973 640 241
Telf. 973 640 241
Default Category

Mueble Rústico Colonial

69 artículo(s)
Página:
  1. 1
  2. 3
  3. ...
  4. 3
69 artículo(s)

Muebles rústicos, perfectos para crear ambientes cálidos y tradicionales

 

Ideales para crear ambientes cálidos y relajados, los muebles rústicos son perfectos para los que buscan un estilo sobrio y tradicional. Te contamos cómo reconocerlos y elegirlos:

 

No pasan de moda y año tras año aparecen en la lista de los más buscados en lo que a estilos decorativos se refiere. ¿La razón? Son cómodos, robustos y perfectos para crear ambientes cálidos y relajados, como si estuvieras en un auténtico refugio de montaña o en una casa de pueblo.

 

Elaborados en maderas nobles y con formas y diseños tradicionales, estos muebles resisten perfectamente el paso del tiempo y se acoplan a otros estilos decorativos si problemas, aportando personalidad y elegancia. Prueba de combinarlos con muebles minimalistas si quieres conseguir un contraste decorativo que sorprenda.

 

¿Cómo nacieron los muebles de estilo rústico?

 

Los muebles rústicos tal y como hoy los conocemos no dejan de ser una adaptación del mobiliario tradicional de las casas de campo, masías o pazos. En su origen eran piezas grandes y macizas, elaboradoras con maderas nobles y, en la mayoría de los casos, de factura artesanal.

 

Eran muebles pensados desde un punto de vista funcional  mucho más que estético. Creados para resultar útiles y funcionales y, sobretodo, para durar. Por eso, no era raro que los muebles pasarán de generación en generación sin apenas resentirse del paso del tiempo.

 

Los más actuales son una recreación de este tipo de mobiliario y mantienen muchas de sus características originales. Por eso, resultan perfectos para amueblar casas de campo, apartamentos en la montaña, segundas residencias en un pueblo…  O para cualquier otra estancia a la que queramos dar un toque cálido y confortable con un estilo tradicional.

 

¿Cuáles son las principales características de los muebles rústicos?

 

Son fácilmente identificables. Para que puedes ficharlos con un solo vistazo te contamos algunas de sus características más destacadas:

 

-. Piezas grandes: En este tipo de muebles, el minimalismo no se suele aplicar. Al contrario, se trata de piezas grandes y robustas, que llenan de presencia una habitación.

 

-. Colores madera: Suelen estar elaborados con maderas como pino, haya o roble. En muchos casos se mantiene el color original, aplicando sólo un barniz. En otras ocasiones, se pintan de blanco o de tonos claros con efectos decapados y envejecidos para acentuar la apariencia rústica.

 

-. Estilo tradicional: Sus líneas y formas son tradicionales, por lo que no se trata de muebles rompedores o vanguardistas. Al contrario, son piezas clásicas con formas que podríamos definir como “de toda la vida”.

 

-. La vitrina, una de las piezas clave: la vitrina es uno de los muebles más destacados del estilo rústico. Si has visto decoraciones rústicas, te habrás fijado que en prácticamente todos los comedores hay una vitrina, un mueble grande y robusto, que suele ser el protagonista de la estancia. En su interior se suelen guardar vajillas y otras piezas de menaje de uso cotidiano. Es un clásico que no puedes dejar de incluir si quieres reproducir este estilo en tu casa.

 

-. Ratán y hierro: dentro de este estilo podemos encontrar también piezas que combinan la madera con el hierro (por ejemplo, sillas con patas metálicas) o el ratán, entre otros materiales tradicionales.

 

¿Cómo puedo combinar los muebles rústicos?

 

Son relativamente fáciles de combinar, siempre que lo hagas dentro de estilos clásicos y tradicionales.

 

Si quieres decorar tu casa con un aire rústico, no te olvides de usar muebles recios, de colores madera o tonos claros (mejor si son decapados o envejecidos) y de añadir algunos detalles en hierro o ratán. Ten en cuenta que se trata de muebles grandes (vitrinas, mesas de comedor…) y robustos, por lo que debes calcular bien las dimensiones de cada estancia para que no resulte demasiado atiborrada de muebles. En lo referente a los colores de las paredes, puedes recurrir a tonos neutros o a una gama de colores cálidos (como cremas, amarillos, ocres, anaranjados…). El rústico es un estilo relajado, cómodo y cálido, por lo que los tonos con los que juegues deben serlo también. Puedes potenciar el efecto con textiles estampados (las flores de aire campestre combinan muy bien, así como también los motivos vintage).

 

Si quieres combinar una pieza rústica con una decoración de otro estilo, también puedes hacerlo, ya que son perfectos para crear ambientes eclécticos. Sin embargo, es importante tener en cuenta el tamaño de los muebles y su color. Un mueble rústico puede dar personalidad a tu decoración y aportar un toque tradicional a cualquier estancia.

 

Si te interesa este estilo los muebles modernos y los muebles clásicos pueden ser auténticos aliados a la hora de decorar.

 

Muebles coloniales, un aire tropical en tu decoración

 

De teca y con un aire tropical, los muebles coloniales son piezas únicas que aportan personalidad a cualquier estancia. Te contamos cómo reconocerlos y combinarlos:

 

Son piezas únicas (muchas veces incluso artesanales), confeccionadas en teca, caoba y otras maderas tropicales, que se inspiran en los antiguos muebles de las colonias europeas. Suelen ser piezas sobrias y elegantes, de líneas rectas y fácilmente identificables. Capaces de aportar distinción a una estancia por si solas.

 

Si te estás planteando introducirlas en la decoración de tu casa, te contamos cómo combinarlas, como escogerlas y cuáles son sus principales características para que puedas tener en tu casa los mejores muebles de estilo colonial.

 

¿Cómo nacieron los muebles de estilo colonial?

 

Los muebles coloniales nacieron de la mezcla cultural que se produjo durante la época de la colonización europea en Latinoamérica y Asia. Se trata, por lo tanto, de un estilo que tuvo su origen en el siglo XIX y principalmente en países como Filipinas, India, China o Indonesia, entre otros.

 

En su origen eran muebles fabricados artesanalmente por carpinteros locales, que usaban las maderas que tenían a su alcance (teca, caoba…) para crear piezas macizas. Sus diseños estaban formados por líneas rectas, en parte por los gustos autóctonos y en parte porque sufrieron la influencia de los estilos europeos que estaban de moda en aquel momento.

 

Con el paso de los años, este estilo se fue popularizando, también en Europa, donde llegaron de la mano de los colonos. Con el paso de los años, además, se fueron retocando para adaptarse a los gustos europeos, si bien siguieron conservando muchas de sus características originales.

 

¿Cuáles son las principales características de los muebles coloniales?

 

Son muy característicos y fácilmente identificables. Si quieres ficharlos con sólo un vistazo, éstos son algunos de sus principales rasgos diferenciales:

 

-. Uso de maderas exóticas: en general, están confeccionados en maderas exóticas, como la madera de teca o de caoba y sólo cuentan con una capa de barniz. Raramente se les aplica tintes o pinturas. Por eso, suelen moverse siempre en la gama de los marrones y tostados algo oscuros.

 

-. Combinaciones con ratán: otra de las características de estos muebles es la combinación de madera con paja o ratán. Especialmente en sillas y butacas (un ejemplo son las butacas de ratán con las patas de madera). Un uso que se da tanto en muebles de exterior como de interior. Por este motivo, resultan perfectos para darle a nuestra decoración un toque exótico y tropical.

 

-. Librerías abiertas: una de las piezas clásicas son las librerías abiertas que recuerdan a los despachos de los colonos y que cuentan con una gran capacidad de almacenaje.

 

-. Uso de forja como complemento: en mesas y escritorios, el estilo colonial añade la forja como elemento decorativo en las patas. Un toque que aporta elegancia y sofisticación a determinadas piezas. También podemos encontrar mesas auxiliares con encimera de cristal o telas de saco en taburetes y sillas.

 

-. Camas con dosel: una pieza clásica de las antiguas colonias es la cama con dosel. Se trata de un mueble típicamente colonial capaz de transformar cualquier habitación.

 

¿Cómo puedo combinar los muebles coloniales?

 

Se trata de piezas macizas, en maderas oscuras y con cierto aire vintage, por lo que su combinación con otros estilos puede realizarse fácilmente, si queremos crear ambientes eclécticos.

 

Si buscamos conseguir una decoración totalmente colonial en nuestra vivienda, podemos combinar los muebles de este estilo con paredes en tonos blancos o de la gama de los amarillos, ocres y tostados. En el caso de los textiles, podemos recurrir a estampados tropicales (animal print, flores tropicales…) y a tejidos naturales, como el lino. Las plantas y toques verdes juegan también un papel muy importante para restar sobriedad al conjunto. Además, resulta indispensable añadir algunas piezas en ratán y usar elementos como arcones, baúles o un ventilador en el techo. 100% colonial.

 

Si, en cambio, nuestra idea es combinar piezas coloniales con otros estilos, podemos hacerlo sin problemas. Solo hay que tener en cuenta que se trata de muebles oscuros y con cierta presencia, por lo que debemos combinarlos con piezas en tonos claros para no recargar el ambiente.

 

El estilo colonial se adapta muy bien a diferentes combinaciones y permite construir ambientes eclécticos con un toque tropical.

 

Newsletter Ambients
Este sitio utiliza cookies. Si continúas, entendemos que aceptas el uso de cookies. Más información.
x